5# Clara, la rigidez de su lanza y sus tensiones musculares.

CAUSAS Y SOLUCIONES DE TUS SÍNTOMAS.  CONSCIENCIA CORPORAL 5.5® (TESTIMONIO)

EN LA GUERRA NO HAY GANADORES, TODOS PIERDEN.
Brigadier General Gadi Shamni, Jefe de Operaciones del Estado Mayor del Ejército israelí.

                   Ella era, -y es y será-, una mujer fuerte, valiente. A veces, incluso, de armas tomar;  una mujer  de bandera que con orgullo la enarbolaba. Así son las guerreras……

Tú también, como Clara, puedes lograr vivirte en coherencia y fidelidad con la esencia de tu Ser.  Si ella, con mi acompañamiento desde su Consciencia Corporal lo logró, tú también lo lograrás.  ¿Cuánto más vas a esperar para tomar la sartén de tu Vida por el mango que tú deseas?.  Autoempoderate!. Vive desde la diosa y maestra que tú eres. Te acompaño!

         Ella era, -y es y será-, una mujer fuerte, valiente. A veces, incluso, de armas tomar;  una mujer   de bandera que con orgullo la enarbolaba. Y  así son las guerreras. Y escuchándola me preguntaba: 

¿Y qué campos puede trillar una guerrera, qué frutos cosechar, qué medallas lograr,  si en ellos no hay quien salga victorios@, si en los campos de batalla tod@s pierden?.  ¿Qué sentido tendrá, entonces, para esta divina mujer, tan inteligente y de tantos recursos, permanecer en ellos, dividida, parcializada, en un solo bando?. 

Para mi las palabras no son inocuas, sino que crean y retroalimentan profundas realidades, por ello chirrían en mi corazón los conceptos bélicos de nuestro vocabulario. Así, hace tiempo decidí desterrarlos del mío y pongo cuidado y me autocorrigo cada vez que caigo en ellos, en mis momentos de automatismo; de reaccionar más que de responder o de hacerme responsable que soy creadora y soberana de mi realidad. Yo, humanita corriente, como diría mi maestro Hellinger, siempre en continua reconstrucción. Como mi página web. 
Desalojando esa familia de palabras de mi mente y corazón, aporto mis granos de arena para mi paz, la de mis clientes y  al mundo. De lo que se come se cría. Si no como palabras bélicas, estaré criando más serenidad en mi vida y el mundo, creo.

Sin embargo,  en consulta asiento y honro lo que al cliente le resuene en cada momento, respetando el paso y ritmo de su proceso. Por eso, os cuento  el caso de Clara;

-Celebro la guerrera que hay en ti y no quieres soltar. Estemosla agradecida, en tanto, tanto te ha servido….

– Si, si, por nada del mundo quiero soltarla. Esbozó con una media sonrisa.

-Afortunadamente te salvó de muchas “quemas”. ¿Pero y si esas “quemas” las hubieras creado y atraído tú?. Precisamente, desde tu máscara de amazona. Atraemos justo lo que tememos. Cuando es tanto el miedo, a menudo,  solo en ello  viven centradas nuestra atención e intención. Dos grandes constructoras y creadoras de nuestro propio mundo.

– No lo había visto así.

– Por otra parte, me buscas porque quieres dejar de luchar tanto. Estás cansada. Te resultan demasiado pesadas y dolorosas las continuas batallas que libras. Por alguna de ellas casi no llegas viva, aquí, para contarmela. 

Por todo ello, dime, con tu mano sobre el corazón del amor, valentía y fuerza que tú eres, ¿ quién generará lucha en su vida diaria quien porte lanza y escudo y sale como a cazar cada día o quien viva entronizada/o en la continua quietud de su paz y autocompasión?. Tu Consciencia Corporal te hizo sentir que te apenaba tu Bisabuela Florinda, tanta incomprensión y soledad a sus espaldas…. ¿Y qué pasa con la tuya?. A veces, nos es más fácil verlo fuera y lo atraemos, por no atrevernos a mirar nuestro propio dolor, incomprensión y soledad. Sólo cuando la compasión te incluye a tí es completa, nos advierte el Buda. Y cuando reparaste en ello, ella te regaló un cincel de amatista para que desprendieras de tu cuerpo todas esas emociones atrapadas en tus contracturas.

Todo lo inconsciente nos debilita hasta el momento en que descubrimos que
también constituía una parte de nosotros mismos. Robert Frost

– Caray!. Escuchandote algo aquí dentro se acomodó y  empecé a visualizarme como una guerrera pacífica enarbolando la bandera de la paz, me salieron hasta como alas y  la tensión en mis hombros se ablandó!!!.

-Genial. Querer llevar el peso de todo tu mundo, como Atlas, sobre tus hombros, tienes sus consecuencias. Qué bien que te des cuenta, al fin.  Levantate con esta nueva guerrera pacífica, nútrela, que sea tu almohada. Ella, tu diosa y maestra, te irá mostrando el camino, transformando tu actitud y así continuarás suavizando tu autoexigencia, tu rigidez y contracturas. Te sentirás más  impulsada a vivir desde su naturaleza, en coherencia con su paz, con su luz, con ese amor ordenado que eres y del que venimos hablando; desde el equilibrio entre el dar y el recibir, honrando tus raíces y desplegando las alas de la inclusión, sin juicio, desde la humilde llama de tu latido y la tierra que te vio nacer. Con gratitud. 


Si quieres, tú también, con Consciencia Corporal 5.5® , obtener tus propias comprensiones, impulsos y autoempoderamiento, como le sucedió a Clara. Si deseas conocer y liberar  las causas emocionales escondidas, ignoradas e irresueltas de tu depresión, estreñimiento, sobrepeso…. alergia o intolerancia a algún alimento u otros síntomas  de salud que puedan estar disminuyendo tu calidad y esperanza de vida.  Si tú también anhelas liberarte de los conflictos y emociones que te alejan de tu salud integral, del logro de tus sueños y de la salud integral y el peso que deseas, contáctame, te acompaño.

_ ¿Quieres conocer más publicaciones ? . Pincha aquí>>>

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image.jpg
Cada paso te nutre, saboreálo

Susana María Rodríguez Huerta para tu Consciencia Corporal 5.5
Psicóloga nutricionista colegiada AO. Acompañándole desde el 2002. Online desde el 2015.

Teléfono y whatsapp: +34  635 33 23 03. info@suvidasana.com. Instagram y youtube Consciencia Corporal 5.5
Facebook suvidasana.com. GRANADA (España)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba