El Unicornio de Shin responde: Gestionando el Hambre y la Ansiedad entre comidas.

 Adelgaza saboreando el placer de tus bombones  sin hambre, sin culpa, sin dieta ni ansiedad.

TRANSFORMA TU VIDA. AUTOEMPODERA TU SALUD. 

CONSCIENCIA CORPORAL 5.5 TE ACOMPAÑA.

“Era muy triste para mi  

que volvieran a engordar

cuando acompañaba en el sobrepeso a mis clientes solo desde de la alimentación, sin abordar también, los conflictos y emociones

que les llevaban subrepticiamente a comer en exceso. Era imposible, con tanta inversión de tiempo, dinero y energía. Había algo más. 

Algo se me escapaba. Lo averiguaría para ofrecérselo. Mi búsqueda me llevó a ir desarrollando mi programa de Consciencia Corporal 5.5Ⓡ  para  adelgazar saboreando el placer de tus bombones  sin hambre, culpa, sin dieta ni ansiedad.” 

 Susana M. Rodriguez.

Psicóloga Sistémica-Nutricionista

Para tu Consciencia Corporal desde el 2002.

 Online desde el 2015

Uni: - Bien, Shin, ante esas inquietudes que ahora me planteas creo que ha llegado el momento de lo que te dije hace unos días:

”Te regalaré claves para para que puedas apagar el interruptor reactivo de tu funcionamiento neuronal y tu neocorteza cerebral pueda inhibir tus amígdalas cuando trata de secuestrarla. Así tus acciones y decisiones conscientes irán encarnando tu peso biológico adecuado.”

 Así que vamos a esas estrategias para implementar cuando sientas hambre entre comidas.

1. Vuelve a las 11 claves Maestras para incorporar  a tu alimentación habitual y que te aporta “Consciencia Corporal 5.5” para tu Alimentación Integral. Quizá aún no las tengas integradas todas completamente y aplicandolas todas logras realizar una alimentación hipoestrogénica e hipohistamínica y que te ayudará a mantener los niveles de glucosa e insulina estables en sangre a lo largo del día . Cuando hay picos y valles en estos niveles podemos generar ansiedad por esta causa bioquímica, no emocional, pues el hambre supone un estresor para el cuerpo.

2. Te recuerdo también que muchas veces no es hambre, es apetito o deseo de un alimento determinado al que le has podido añadir una emoción o un recuerdo en el que buscas refugio, consuelo, amor, compañía, evasión, protección....Si algo de esto te sucede de forma insistente y sin poderlo llegar a gestionar por ti misma, pide consulta para lograrlo, liberarlo y elaborarlo conscientemente. Así desterrarás esta tendencia.

3. También puedes probar a beber agua para cortar el automatismo de picar entre comidas por el secuestro de tus amígdalas cerebrales. Como sabes desde las “11 Claves Maestras”, has de tomar tantos vasos de unos 200 ml/día como resulte de dividir tu peso en kg/7, según nos aportó el doctor Batmanghelid y fuera de las comidas, no dentro de ellas pues esto, según la medicina ayurveda, disuelve los jugos gástricos e impide una digestión confortable, provocando, acidez, gases y distensión abdominal.

 

El doctor y bioquímico iraní Batmanghelid en su “
Los muchos clamores de su cuerpo por el agua.

Usted no está enfermo, usted está sediento.”

cuenta cómo curaba y aliviaba sólo con agua muchos síntomas, como el asma, la hipertensión,

síntomas alérgicos, migrañas, dolores crónicos e  incrementaba el metabolismo.

Un motivo más para incorporarla según la cantidad que él marca cuando queremos adelgazar. 

 

Si bebes uno o dos vasos de agua 20  minutos antes de cada comida además de ayudarte a adelgazar, porque reducirá el hambre con el que puedas ir a las comidas, hidratarás la mucosa estomacal y los jugos gástricos podrán continuar la digestión iniciada en la boca y descompondrán los alimentos para ser absorbidos como nutrientes y vitaminas. Como el agua es necesaria para absorber los nutrientes y generar saciedad, alejarás el picar entre horas. Especialmente alimentos dulces o grasos.

Hay investigaciones que  demuestran que mantenernos hidratados aumenta el gasto energético incrementando el metabolismo (termogénesis inducida por el agua). Todo ello lo lograrás bebiendo entre comidas. Unos dos vasos de agua al menos 10 minutos antes de cada una de ellas. Además, la deshidratación reduce el metabolismo e incrementa el cortisol en sangre, causando mayor almacenamiento de grasa y mayor apetito.

Te regalo este Bombón de Silencio o meditación-visualización para paladear el descanso de tu cuerpo cuando sientas hambre emocional  (ansiedad u otra emoción que te impulse a picar) y no fisiológica entre comidas tomando acción a través de tu respiración. Puedes escucharlo en mi página también en ivoox https://go.ivoox.com/rf/62275332.

 

Antes de comenzar te dejo aquí un guión de los pasos para que puedas implementarlo con mayor facilidad. 

 

El objetivo es ir regando de calma y bienestar la zona donde sentimos esta emoción incómoda con los rayos energéticos del Sol  e ir soplandola o empujándola con nuestra exhalación por la boca y por la planta de los pies hacia el útero de nuestra Gran Madre.

 

* Tres respiraciones habituales.

* Tres respiraciones abdominales.

* Tres respiraciones de enraizamiento (o solo exhalaciones si se hace alternativamente con las siguientes del Sol).

* Localizamos la parte del cuerpo donde se sienta con más intensidad la ansiedad (también serviría para cualquier emoción que me tiente a comer entre horas).

* Tres respiraciones (o solo inhalaciones si se hace alternativamente con las de enraizamiento) desde el sol central de la galaxia

* Las respiraciones de enraizamiento y las del sol, comenzando por las de enraizamiento, se pueden realizar alternativamente, es decir: exhalamos el CO2 hacia el útero de la Madre Tierra e inhalamos el prana y/o el O2 desde el Sol Central.

Te dejo también aquí una transcripción resumida de este Bombón de Silencio para que te hagas una idea.

Haz tres respiraciones profundas exhalando hacia la tierra, imaginando unas raíces profundas que salen de los dedos de tus pies desde tu abdomen, y ve soltando hacia el corazón de la madre tierra, tu dióxido de carbono, lo denso, lo tenso, lo que ya no te sirve o aquello a lo que quieres decir basta (por ejemplo esta ansiedad que siento entre comidas).

Al inhalar imagina que inspiras sus minerales, calcio, fósforo, magnesio, sílice, hierro, el oxígeno del agua de las capas freáticas....siente cómo van ascendiendo más y más por esa raíces profundas, como si fueras un árbol, hacia las plantas de los pies. Siente que toda esta mineralización aterriza en tu corazón. Sus células y las de todo tu cuerpo sonríen y celebran la vitalidad y la energía que te regalan.

A continuación, haz otras tres respiraciones profundas sintiendo cómo desciende una columna de luz radiante y divina desde el SOL central de la galaxia hacia tu corona, tus fosas nasales y finalmente hacia tu timo y tu corazón. Siente como éste se irradia y se expande más y más con cada inhalación y al exhalar siente cómo salen los bloqueos que te llevan a vivirte con esa ansiedad o los que te separen de la serenidad que tú eres o de la calma que también vive en ti.

Ponle un color, una forma, un olor, un sonido, contextualiiza lo más posible esta emoción de la ansiedad en tí y  exhalalá fuera, imagina -si te ayuda-, que un humo negro, un pájaro negro o un humo negro se lo lleva con cada exhalación cada vez más y más lejos.

Según vayas sintiendo más y más descanso y un espacio ampliado en tu corazón y vayas conectando con la paz que tú eres, valora de 0-10 cuánto se ha reducido tu ansiedad y pregúntate si aún tienes hambre. Seguramente, no.

Cuando no dispongas de tanto tiempo aún y no te hayas familiarizado con la meditación anterior, también puedes revertir tu estado ansioso yendo al cuerpo, invirtiendo tu forma de respirar; cuando tenemos ansiedad respiramos de forma superficial,  sólo con la parte superior de la caja torácica. Si llevamos nuestra atención hacia la parte baja de nuestro vientre y diafragma y comenzamos a hacer unas inhalaciones más profundas que lleguen hasta allí, incluso más abajo, hasta la zona genital, estaremos estimulando el nervio vago, que conecta el cerebro con el estómago, el corazón, los pulmones y el intestino, segregando serotonina, neurotransmisor que induce estados de calma, autoestima y seguridad. Tan recomendada por algunos clínicos que prescriben Inhibidores de la Recaptación de Serotonina por su efecto ansiolítico ( paroxetina y sertralina ) o antidepresivo.

Estamos hablando de la respiración más natural para ti, la que tenías cuando eras un bebé. Puedes observarlo en cualquiera de los que tengas el gusto de disfrutar cerca cómo al respirar suben y bajan su pancita. Estamos hablando de la respiración abdominal o diafragmática. Pincha en la imagen y si quieres te la explico más gráficamente allí.

 

Testimonios del acompañamiento con Consciencia Corporal 5.5>>>>>Pincha aquí para verlos.

Shin, la principina que se salió de su fábula.

Escribir comentario

Comentarios: 0